Si Modric funciona, el Madrid también

  • El centrocampista croata, uno de los primeros en hacer autocrítica tras la derrota ante la Real, encontró su mejor versión ante el Sevilla
Modric, celebrando su gol Modric, celebrando su gol
Modric, celebrando su gol ante el Sevilla.
Defensa Central Defensa Central

La derrota ante la Real Sociedad marcó un antes y un después en el vestuario del Real Madrid. Más allá de las decisiones del VAR, el equipo blanco tocó fondo y Luka Modric fue el primero en reconocer ese mal momento, haciendo autocrítica y dispuesto a revertir la situación. Un capitán en la sombra. Él, el primero. “Muchos no estamos a nuestro nivel, hay que hablar claro: no es cuestión de suerte”, esas fueron sus palabras. Desde ahí todo ha cambiado.

Autocrítica, pero cabeza arriba y a seguir adelante. La temporada es aún muy larga y el Madrid no puede permitirse ningún tropiezo más en LaLiga si quiere mantener el pulso por el título hasta el tramo final. Para conseguirlo, Modric es su hombre y el nombre. El croata, sin minutos en la eliminatoria de Copa ante el Leganés, ha dado un paso al frente ante el Betis y el Sevilla, y no solo por sus goles. (El aviso de Modric a los que han dado por muerto al Madrid)

El ‘The Best’ y el Balón de Oro marcó el ritmo de los de Santiago Solari. Dominó el balón a su antojo, ordenó la presión y, cuando había que atacar, llevó el peso del equipo. 71 pases buenos, 12 malos, 4 remates, 3 recuperaciones, 3 regates, 4 faltas recibidas, 1 gol y lo que es más importante aún: las buenas sensaciones, algo que estaba echando mucho de menos el Madrid esta temporada. También se llevó cuatro puntos de sutura después de un choque fortuito con el ‘Mudo’ Vázquez. “Me llevo más puntos que mi equipo”, bromeó en zona mixta.

Ahora se ve un jugador distinto, más fresco. Para ello, Solari también ha sabido administrarle los minutos. Si con Lopetegui jugaba el 66.3%, con el argentino, el 62.2%, fundamental después del bajón físico por el Mundial. El mejor Modric está de vuelta y si Modric funciona, el Madrid también.