La estadística que avala la mejoría del mediocampo del Madrid

  • El centro del campo ha ‘salvado los muebles’ ante el Betis y el Sevilla; Modric, con un doblete, Ceballos y Casemiro, los ‘killers’
Casemiro, Modric y Ceballos Casemiro, Modric y Ceballos
Casemiro, Modric y Ceballos.
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid necesitaba dar un puñetazo encima de la mesa. El éxito del Mundial de Clubes apenas calmó los ánimos durante las vacaciones navidades antes de que se desatara la tormenta. El empate ante el Villarreal y la derrota ante la Real Sociedad dejaron muy tocado al equipo, que se colocó a 10 puntos del Barcelona. Tocado por los resultados y hundido por las lesiones, más aún en la parcela ofensiva.

Así, el Madrid encaró esta última semana contra las cuerdas. Un ‘pinchazo’ más podría ser fatal, pero los pupilos de Santiago Solari se recompusieron, plantaron cara y ganaron en el Benito Villamarín y al Sevilla en el Santiago Bernabéu. Dos auténticas pruebas de fuego que los blancos saldaron con nota. (El aviso de Modric a los que han dado por muerto al Madrid)

Pero con mejor nota lo hicieron los jugadores del centro del campo. Sin Bale, Mariano, Asensio, ni Benzema en la segunda mitad ante el Betis, la medular blanca dio un paso al frente y fue la encargada de poner su firma a los goles del Madrid. Si ante los verdiblancos fueron Modric, con un latigazo desde fuera del área, y Ceballos, de libre directo en el último tramo del partido, ante el Sevilla, el croata repitió después del golazo de Casemiro.

Con el Madrid firmando, casi con toda seguridad, el mejor partido de la ‘era Solari’ y los hispalenses ‘embotellados’ en su campo, el brasileño le ‘quitó las telarañas’ a la escuadra de una de las porterías del Bernabéu para abrir la lata, pese a la estirada de Vaclik. La mejor reivindicación de Casemiro cuando Llorente está en la fase final de su recuperación.

 En el tiempo extra, por si quedaba alguna duda con el marcador, Modric le ‘robó la cartera’ a Carriço, plantándose solo y definiendo a la perfección ante el portero checo. Ese ‘doblete’ ante los dos equipos sevillanos bien merecía una gran celebración. El mejor centro del campo del Madrid está de vuelta para echar una mano a la delantera.